Saut au contenu
Volver

Eucalipto, eucalipto rojo, eucalipto colorado

Eucalyptus camaldulensis

Autores

E.B. Miras Pérez, A. F. Carrillo López & R. Díaz García

Descripción

Es un árbol perenne que puede alcanzar los 40 m de altura, con tronco grueso y macizo, cuya corteza es lisa y caediza en placas. Sus hojas son alargadas, alternas y pecioladas. Las flores se agrupan en grupos de 4 a 15 formando inflorescencias de tipo umbela. Sus frutos y semillas son de pequeño tamaño y de color marrón. Se reproduce tanto de manera sexual por semilla, como asexual, por rebrotes de cepa (sobre todo tras los incendios como especie pirófita). La polinización es principalmente entomófila (por insectos), aunque también puede ser por aves y pequeños mamíferos.

Es capaz de tolerar temperaturas mínimas de –5 °C y máximas de 47 °C, sin embargo, no soporta la salinidad, ni periodos de heladas duraderos o frecuentes, pero sí sequías prolongadas, dada su capacidad radicular de acceder a zonas húmedas del subsuelo. Puede desarrollarse sobre suelos alcalinos, poco profundos y pobres, no obstante, su óptimo son suelos profundos, principalmente aluviales, de pH neutro a ligeramente ácido. Los compuestos químicos (sustancias alelopáticas) de sus hojas cuando caen al suelo provocan la inhibición de germinación de otras semillas y el crecimiento de otras plantas, además, de formar una película impermeable sobre el sustrato que disminuye la infiltración.

Origen e introducción

El eucalipto rojo es originario de Australia y se encuentra presente en diferentes regiones del mundo con clima mediterráneo y, en menor medida, subtropical. Como en África, América del Sur, Asia, islas del Pacífico, cuenca del Mediterráneo y cercano oriente. En Europa constituye una de las especies más cultivadas en la región mediterránea, gracias a su capacidad de resistir la sequía y temperaturas relativamente bajas. En la Región de Murcia aparece principalmente en su mitad sur, si bien puede alcanzar territorios no muy fríos del Noroeste regional. Su introducción en España fue intencionada, concretamente para la obtención de pasta de celulosa, madera e incluso en reforestación. En el siglo XX, tras la Guerra Civil se dio prioridad a la producción de materias primas frente a la restauración forestal, por lo que fue empleada masivamente en repoblaciones forestales por todo el territorio español. También ha sido empleada como ornamental, principalmente en el sur de la península y costa mediterránea. En Murcia fue utilizada en repoblaciones masivas hasta los años 80 del siglo XX, estando éstas un estado de conservación más o menos adecuado, dependiendo de la mayor o menor disponibilidad hídrica del lugar.

Impacto

Esta especie es capaz de producir efectos negativos sobre el paisaje, la biodiversidad y el suelo. Esto se debe a las grandes extensiones que puede llegar a ocupar sobre la vegetación nativa, provocando así una fuerte competencia, al reducir y alterar el espacio disponible. Y también, debido al efecto que producen las sustancias alelopáticas de sus hojas, las cuales impiden el desarrollo de otras especies de flora. Además, es capaz de empobrecer el suelo por su alto consumo de agua del subsuelo y de nutrientes. Todo ello conlleva a la disminución de la biodiversidad de flora y fauna, como resultado de la tendencia a que estas áreas se transformen en formaciones monoespecíficas.

Cómo erradicarlas

Se emplea la combinación de métodos físicos y químicos. Los métodos físicos o mecánicos son eficaces cuando se desarraigan los individuos totalmente, quedando los ejemplares incapacitados para rebrotar. En plántulas y ejemplares jóvenes se procede al arranque manual, extrayendo la raíz, para evitar su rebrote. Sin embargo, en el caso de los de mayor porte, para que sea efectivo, es necesaria la tala y el posterior tratamiento químico de los tocones. En control biológico, se puede emplear el coleóptero Julodis onopordi, el gorgojo del eucalipto (Gonipterus scutellatus) y la foracanta (Phoracantha semipunctata). Su uso en espacios abiertos y naturales o seminaturales, debe llevar aparejado un minucioso estudio sobre sus posibles efectos adversos en la biota nativa o introducida.


Especies Aloctonas - CARM 2017

Imagenes Pie Página Imagenes Pie Página Imagenes Pie Página Imagenes Pie Página Imagenes Pie Página Imagenes Pie Página